El principio de todo

el abuelo José
el abuelo José

Corría el año 1979, cuando el patriarca de la familia  Díaz Español, Don José María y más conocido como “El  Rojo”, trabajaba en el sector de la construcción, como peón de albañil y recogía para su posterior  valorización y reciclaje, papel y plástico de las obras. Debido a la crisis que acució a España en el 79 queda en paro, y motivado por sus ganas de trabajar y el deseo se sacar adelante a su familia, empezó a recoger con una furgoneta Mercedes distintos materiales para poder venderlos, tales como chatarra, plástico y cartón almacenando en casa los metales mas valorizables y vendiéndolos a fundiciones. Fue después, cuando compró un camión Avia con el que realizaba transportes por carretera y seguía desarrollando labores de reciclaje, su padre Don José Díaz Jacobo, junto con su mujer e hijos, fueron  de gran ayuda, este primero, que con una burra y un carro recogía por todos los alrededores, incluso puerta a puerta, depositando todo el material recogido en el primer almacén en la huerta de Santomera, propiedad de la familia.

Pasan los años, y esta actividad debido a la seriedad y rigor con la que se realizaba se va asentando por toda la comarca de Santomera.

 

En el año 1993, el  ayuntamiento de Santomera propone a D. José María que se encargue de recoger los enseres que las gentes del pueblo sacaban a la calle y eso, unido a que empiezan a abrir los primeros supermercados en la localidad,  hace que aumenten los residuos de cartón y plástico que siguen dando impulsos para poder continuar su andadura por el reciclaje.

 

En el año 2000, se constituye una sociedad limitada, que es como se conoce hoy día, nace  Confección y Recuperación Fijosima s.l. en la que se diversifica la actividad de corte y confección de prenda de vestir junto con la recuperación y reciclaje de residuos. Se abre otro establecimiento en Santomera   para abastecer las  necesidades de la empresa.

 

 

 

En el año 2004, su hijo José María Díaz Gómez opta por llevar la gerencia de la empresa y siempre, con la ayuda de su padre,  da un giro de 180 grados al negocio realizando una inversión crucial; la adquisición de un camión con grúa-pulpo y porta-contenedor y dos contenedores   y siguiendo la trayectoria familiar, sigue reciclando chatarra,  cartón y plástico; formando una infraestructura en la que hace recogida selectiva en el municipio, sigue haciendo recogida de enseres puerta a puerta y gestionando residuos en las empresas.

En el 2007 se  empieza a contratar mano de obra cualificada y es cuando la empresa da otro giro; José María baja de llevar el camión a dirigir la empresa como hoy la conocemos. Se empieza a comprar en el establecimiento residuos metálicos, llevados por particulares directamente, pesados en el acto y pagados. La facturación empieza a multiplicarse por 10 .Se adquiere un nuevo camión con contenedores más pequeños y se empieza gestionar nuevos residuos: inertes, poda de maderas  etc. Continúa la inversión en infraestructura y maquinaria como manipuladores de chatarra, carretillas elevadoras, naves…

 

En el año 2010, en plena crisis económica mundial, se decide invertir en abandonar la sede antigua situada en plena huerta y trasladarse al polígono industrial en unas instalaciones acordes con su progresión y poder conseguir la AUTORIZACION AMBIENTAL UNICA .Para ello se traslada toda la empresa a las actuales instalaciones y con ello después de tres años  se consigue la autorización definitiva de GESTIÓN DE RESIDUOS NO PELIGROSOS.

 

La empresa da otro paso importante apostando por la recepción y recogida de cartón y de plástico, comprando para manipular estos residuos, molinos  trituradores para el plástico y prensas móviles para el cartón.

 

En el año 2014, se decide entrar en el universo internet, creando esta página web, en la que mostrar a todo el mundo todas las prestaciones y servicios capaces de dar por la empresa.